Cómo preparar y afrontar una buena entrevista de trabajo

Enviado por Editor el Mié, 10/06/2020 - 10:59
Tips entrevista
  1. Entrevista a la vista!
  2. Por fin una entrevista... y ahora ¿qué?
  3. Cómo encarar una entrevista de trabajo
  4. Consejos para pasar la entrevista telefónica con éxito
  5. Vídeo-entrevista: una oportunidad para darte a conocer

_______________________________________

Entrevista a la vista!

Es bien sabido que una entrevista de trabajo en ocasiones se vive como una situación un poco estresante ya sea porque es nuestro salto del mundo académico al mundo laboral (¡un salto muy esperado! Al que nos enfrentamos sin tablas en materia de entrevistas ..), es la empresa de nuestros sueños (quizás nos pueda la presión.. ), porque las condiciones salariales suponen una mejora considerable, porque encaja con la formación y experiencia que en ese momento queremos adquirir y nos ayudará a mejorar profesionalmente … sea como fuere, siempre hay algo en juego a la hora de hacer una entrevista y es por ello que al igual que nos desenvolveremos de la mejor manera a base de enfrentarnos a este tipo de situaciones, también hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta para hacer y otras que debemos evitar a toda costa!

¡Algunas ideas para que sea una entrevista casi perfecta! (la perfección no existe.)

Realizar investigación previa sobre la compañía y las responsabilidades que conlleva el puesto, parece obvio, pero cuántas veces has investigado acerca de: valores de la empresa, del equipo, RSC, oportunidades de desarrollo, últimos avances, trayectoria de los entrevistadores a través de linkedin, experiencias de otros candidatos, próximos objetivos del departamento al que te incorporarías…

No hace falta un exhaustivo estudio de todo lo mencionado, pero al igual que en otras circunstancias, cuanta más información tengas, más te ayudará a mostrar que eres un candidato interesado sobre la compañía, además te aportará tranquilidad ya que esa situación ante lo desconocido no lo será tanto.

¡Ten en cuenta que es el momento de la cultura empresarial! cada vez se busca más el encaje del candidato con la cultura de la compañía, algunas grandes multinacionales realizan evaluaciones a través de test, assessment days y otras herramientas para asegurarse que el candidato es el idóneo en este aspecto. Piensa lo que supone un proceso de selección para una compañía, tiempo, parar la actividad normal de una persona/s para llevar a cabo el proceso de selección, formar a la persona una vez ha sido contratada, etc.

Cada vez más se intenta eliminar al máximo la rotación y es por ello que acertar totalmente con el candidato a contratar es cada vez más importante.

Si estas formado y tienes la experiencia profesional requerida para la posición a la que quieres optar el siguiente paso es encajar en los valores de la compañía. ¡Esto nos lleva de nuevo a estar bien informado!

Algunas de las preguntas “perennes” en las entrevistas:

- ¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?

Lo que se esperará en toda entrevista son personas con valores, por lo que no es conveniente que eches todo por la borda hablando mal de la compañía anterior, tu jef@ anterior… por muy mal que haya sido la experiencia. es totalmente inconcebible hablar mal… Siempre hay respuestas que te ayudarán a buscar la parte positiva de esa experiencia: “no me ofrecía las oportunidades de desarrollo profesional que en este momento estoy buscando”, “busco una proyección más internacional”, “Necesitaba un proyecto en el que me sintiera más involucrado y pudiese
dar todo de mi” ... Aprovecha para alabar lo que aprendiste y ser agradecido con la oportunidad que ese puesto supuso.

- ¿Cuáles son tus puntos fuertes?

¡Aprovecha! Pero no te excedas .. a nadie le gusta la soberbia .. 

¡Con humildad y sinceridad intenta buscar algo que encaje con lo que están buscando! Si puedes aportar algún ejemplo de alguna situación en la que estos puntos fuertes te hayan servido para destacar o liderar con eficacia una tarea/proyecto, mucho mejor!

- Y a la inversa … ¿Cuáles son tus puntos débiles? 

¡Partimos de una pregunta mal formulada … lo sé! No se debería de hablar de debilidades … por lo que lo mejor para hacer en estas situaciones es una reformulación de la pregunta, “¿Te refieres a aquellas áreas en las que pueda mejorar?”. ¡Si lo piensas detenidamente sólo el hecho de cambiar la pregunta, cambia mucho la interpretación de la respuesta! Todos podemos y debemos mejorar en algo, no ibas a ser menos.

- ¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?

Las respuestas pueden ser miles. pero siempre has de intentar ponerlo en valor, es decir que este “break” tuvo un objetivo, ya sea por motivos personales, familiares, formación, necesidad de un descanso por salud (puede haber situaciones en las que el nivel de estrés realmente interfiere con la salud), un año viajando (lejos de la concepción inicial que puedas tener de “año a la bartola” cada vez es más valorable la gente que movida por la curiosidad se embarca en viajes alrededor del mundo a aprender de otras culturas y es que desde tiempos ya muy lejanos .. “El mundo es un libro y aquellos que no viajan solo leen una página”. – San Agustín).

Estas pequeñas ideas te pueden ayudar a desenvolverte mejor en determinados aspectos que inicialmente, sobre todo, se pueden vivir como complicados. ¡No olvides que es una presentación de nosotros mismos y aunque en ocasiones se sienta como un examen … no hay nada que nos vayan a preguntar que no sepamos!

 

Ana Guerra

Talent Acquisition Specialist, Talent Point HR 

_______________________________________

Por fin una entrevista... y ahora ¿qué?

Después de revisar, entrar y salir de más de un portal de empleo, después de poner a punto tu perfil de LinkedIn, en base a los 50.000 tutoriales sobre el tema y un curso por videoconferencia con un gurú del empleo 2.0, después de postularte a más de una oferta, de retocar una y mil veces pequeños detalles de tu cv…

Después de todos los “Despueses”… Suena el teléfono, y nos convocan… por fin… una entrevista. Y…ahora… ahora ¿qué?

¡Ahora! comienza, presta atención a los detalles de la llamada (Hora // Dia // Dirección). Muchas veces esta llamada puede ser una primera entrevista, donde las Killer Questions (Preguntas filtro), harán su trabajo.

Acaba la llamada, tienes día, hora y lugar y ahí estas entre la alegría del momento y el bloqueo que te está comenzando a provocar la emoción del miedo ¿qué hacer?, ¿Como preparo la entrevista? ¿Qué preguntas me harán? ¿Cuál será la empresa? ¿Quiénes serán los otros candidatos? ¿Será individual, curricular, por competencias, grupal, dinámicas, gamificación…?

 

Vamos a repasar y a evaluar algunos tips y analizar de una manera breve algunos aspectos:

 

1. ¡Celébralo!

El miedo a enfrentarnos a la entrevista sólo provocará en nosotros torpeza a la hora de planificar el proceso , con lo cual vamos a celébralo, (Autogenérate una emoción de alegría que compensará de manera indirecta la intensidad del miedo) tu cv ha destacado entre un montón de cv muy similares al tuyo. En un principio (y no es poco) tu perfil profesional encaja a a la perfección con el puesto a cubrir.

 

2. ¿Qué es lo que quieren?

Lo que quieren saber de ti resumiendo, sería:

- ¿Quién eres?

- ¿Qué sabes hacer?

- ¿Cómo lo haces?

Las entrevistas pueden ser individuales o grupales, y buscan predecir el comportamiento futuro de los profesionales para buscar a los más adecuados para el puesto.

La entrevista individual puede ser curricular o por competencias, siendo este último el modelo más utilizado en el mercado actual. En base a una serie de preguntas se busca llegar a la conclusión de si el candidat@ SABE, PUEDE y QUIERE llevar a cabo las funciones requeridas para el puesto.

La entrevista grupal se realiza con varios candidat@s, pocas veces es definitiva (acabaremos en una entrevista individual). Se evalúan competencias en base a la observación. A través de dinámicas: El foro // La mesa redonda// El debate // Tormenta de ideas // El conflicto…

Se valora de forma positiva los candidatos que toman la iniciativa, invitan al dialogo a los participantes más tímidos y /o reservados.

Saber escuchar, aportar soluciones, buscando el acuerdo con el resto del grupo, dialogar y persuadir sin traspasar la línea de la manipulación.

Respetar el turno de palabra y controlar los tiempos son aspectos clave. Ni que decir tiene que se valora negativamente la poca participación, una actitud y un lenguaje poco adecuado.

 

3. ¿Ser uno mismo?

Queda muy bonito y seguro que lo compraremos si nos dicen que seamos nosotros mismos, lo encontramos en los decálogos de cómo superar una entrevista con éxito. Pero… como explicarte que… sé tú mism@, a menos que seas “idiota”, si eres idiota deja de serlo”.

Entendiendo idiota (para que no se moleste nadie) en base a dos de las acepciones que tiene la palabra según la RAE:

- Engreído sin fundamento para ello.

- Que carece de toda instrucción.

 

4. No bastará…

No bastará con ser profesionales, también tendremos que parecerlo. No hablo de postureo en la entrevista, hablo de mostrar cuales son mis competencias. En las entrevistas grupales se evalúan competencias a través de la observación. ¡No pueden evaluar todo aquello que no muestras! Las respuestas, la presentación (perfil profesional), la actitud, el lenguaje corporal, la entonación, han de dejar clara una autovaloración positiva y un grado de autoconfianza óptimo.

 

Una entrevista de trabajo no deja de ser un ejercicio de predicción, por eso es tan importante la impresión, la huella, la sensación que dejamos en la persona encargada del proceso de selección.

 

5. Lo mejor que tienes

Prepara una descripción para un hipotético "speed job dating” ( entrevista personal rápida para defender tu candidatura). Llámalo como quieras, un abstract, un resumen, un perfil profesional eficiente, pero prepara una definición excelente, una respuesta perfecta a la pregunta, ¿cómo te definirías?, ¿cómo te describirías?, ¿Cuéntanos sobre ti?

Tu elevator pitch debe incluir tres ingredientes: Experiencia // Formación // Competencias. ¿En qué orden? Son tres ases, ¡tú decides cuál crees que conviene sacar primero!

Y para complementar de manera excelente añádele “Alma” menciona algún destello de personalidad, pon en relieve tus competencias socioemocionales como elemento diferenciador.

 

6. Huye del TPR

Ante la pregunta ¿cómo te definirías? Un porcentaje muy alto de candidatos incluyen en su descripción Trabajador, Responsable y Positivo. ¡A correr! ¡Huye! Por deducción si una entrevista lo que se busca es decidir entre un grupo de candidat@s cual es el mas adecuad@, repetir lo que dice la mayoría de ellos, no nos beneficiará. Tu elemento diferenciador, tu trio de ases, ¡ahora es su momento!

 

7. No son las empresas

Las empresas no contratan a nadie, son las personas las que lo hacen. Utiliza tus armas de persuasión, genera feeling, tira de habilidades sociales, y sonríe. (La sonrisa es sinónimo de autoconfianza).

 

8. No a las respuestas enlatadas.

Más que buscar posibles respuestas a preguntas poco probables, vamos a preocuparnos por buscar dentro de nosotros cuales son los elementos diferenciadores.

Que puedo poner en valor, como hablar de mi experiencia, como identificar, desarrollar y potenciar mis competencias. Deja de ensayar preguntas trampa (no existen) y si alguien quiere hacerte una pregunta trampa te las hará alguien que sabe poco del objetivo de una entrevista con lo cual tendrás el control y sabrás revertir la situación.

 

9. ¿Reformulación positiva?

A principios de los 90 se hablaba de reformulación positiva en algunas de nuestras repuestas cuando la pregunta disparaba directamente a factores de nuestro perfil poco destacados. Los candidat@s hablaban de puntos débiles y respondían con perfeccionismo, carácter…

 

Treinta años después cuando se da esta situación:

  •     
  • (Entrevistador/a) ¿Enumere algún punto débil?
  •     
  • (Candidat@) Soy muy perfeccionista.

 

Tendría que existir un muelle gigantesco que impulsara al candidato desde la entrevista a la puerta de salida. La entrevista no es un interrogatorio donde el entrevistador/a dispara a discreción y el candidato intenta salir lo menos herido posible. La entrevista es una conversación entre dos personas, donde una parte necesita unos servicios y otra parte tiene esos servicios, y ha de mostrarlos y diferenciarse de otros que también ofrecen esos mismos servicios.

 

El candidat@ debe hacer preguntas y si ha de reformular… que sean las preguntas, y no las respuestas, en el caso anterior sería…

  •     
  • (Entrevistador/a) ¿Enumere algún punto débil?
  •     
  • (Candidat@) ¿Se refiere a un área de mejora?

 

10. Déjate de distorsiones

Dos de las distorsiones cognitivas que más se dan en una entrevista son: la lectura de pensamiento y el error del adivino.

  •     
  • Deja de pensar que respuesta crees que quiere oír el entrevistador… ni lo sabes ni lo sabrás.
  •     
  • Deja de predecir porque te formulan una pregunta y que pensaran en base a tus respuestas, ni lo sabes ni lo sabrás. Céntrate exclusivamente en ofrecer tu mejor versión.

 

Habla de quién eres, de que sabes hacer y que puedes ofrecer. Tus respuestas han de dejar claro tu “yo” de manera integral:

  •     
  • Pasado: Experiencia y formación (competencias técnicas específicas).
  •     
  • Presente: Un perfil profesional excelente. El tráiler de tu vida profesional y personal, no te olvides de los destellos de personalidad y las competencias socioemocionales.
  •     
  • Futuro: Que puedes aportar a la empresa, porque encajas en su misión en su Visión y en sus valores.

_______________________________________

Cómo encarar una entrevista de trabajo

“Buenos días, hemos recibido su currículum y estaríamos interesados en concertar una entrevista de trabajo”. Todo empieza desde el momento en el que vemos la posibilidad de entrar en aquél puesto de trabajo que tanto nos gusta y la posibilidad de que se haga realidad se está volviendo cada vez más tangible. Pero ¿cómo podemos conseguir causar una buena impresión en la entrevista de trabajo?

Nervios, dudas, inseguridades, mala preparación… Todo esto y muchos otros factores son los que nos pueden hacer pasar una mala jugada y acabar la entrevista con la sensación de que somos mucho más de lo que hemos mostrado.

No hay ningún secreto que haga que nos seleccionen en una entrevista por arte de magia. No obstante, hay algunos pequeños detalles que marcarán la diferencia, que nos harán dar una buena impresión sobre nuestra persona y que, sobre todo, nos ayudarán a estar tranquilos y confiados en nosotros mismos durante la entrevista.

1. Investiga

Te va a servir de mucho antes de la entrevista. Mira la web de la empresa, analiza su actividad en las redes sociales. Descubre exactamente a qué se dedica, cuál es su core business, su filosofía, historia, situación financiera… Todo esto te va a servir para identificar, primero de todo si tu forma de hacer coincide con la de la empresa, y segundo, para estar preparado a cualquier pregunta que te puedan hacer durante la entrevista relacionada con su negocio.

2. Estudia el puesto de trabajo

Una vez conocemos a la empresa podemos mirar exactamente cuál es el rol que debería tomar la persona seleccionada. Informarnos al máximo de las tareas y funciones que se llevarían a cabo nos ayudará a saber qué partes de nuestros conocimientos y experiencias nos convendría resaltar durante la entrevista.

imagen 2

3. Anticípate

Anticiparse es el mejor remedio para prevenir los nervios y no quedarse en blanco. Habiendo analizado la empresa y la posición de trabajo es posible que nos hayamos quitado algunos momentos incómodos de encima.  Igualmente hay muchas más cosas que podemos tener en cuenta:

  •     
  •     

    Repasa tu currículum, actualízalo si lo ves necesario y lleva dos copias imprimidas (una para ti y otra para el entrevistador). Si tienes dudas de cómo hacer un buen currículum te aconsejamos que consultes estos 5 tips.

        
  •     
  •     

    Haz lo mismo con tu perfil de LinkedIn. Muchas empresas, aparte de considerar el currículum, les interesa ver cuál es la interacción que tienes en este tipo de redes profesionales. ¡Así que no esperes más y empieza a usar esta red!

        
  •     
  •     

    Prepara posibles preguntas y respuestas para que nadie te pille desprevenido. Teniendo en cuenta todo lo que habremos leído sobre la empresa y la posición, seguramente te habrán salido algunas preguntas. Exponlas al final de la entrevista y de esta forma demostrarás real interés por la posición.

        

4. Conócete

Toma conciencia de tus capacidades y cualidades como persona y como profesional. Conocernos a nosotros mismos nos hará estar más seguros durante la entrevista y a tener alternativas para responder a las preguntas que nos hagan. No olvidemos que nadie es perfecto. Todos tenemos puntos débiles y aspectos negativos. Así que analízalos también para poder tener recursos.

5. Apariencia

Vístete para la ocasión según lo que requiera el tipo de trabajo que vayas a realizar. ¿Es una entrevista en un bufete de abogados? Tal vez te convenga utilizar un código de vestir más formal. ¿Es una posición en una empresa de publicidad? Si eres publicista tendrías que estar al corriente de todas las tendencias. En definitiva, analiza y aplica el código de vestir que se requiera para causar mejor impresión.

6. Sé puntual

Muy típico, pero también muy cierto. La puntualidad es muy importante. No olvides que la empresa está dedicando un tiempo que es exclusivamente para ti y muy probablemente este tiempo no lo estén invirtiendo en otras acciones que también pueden tener relevancia. Por lo tanto, valóralo y sobre todo aprovéchalo. ¡No llegues tarde!

7. Actúa con naturalidad 

imagen 3

Sé tú mismo siempre (sin faltar al respeto a nadie y con educación). No actúes y no intentes ser y causar impresión de algo que no eres. A nadie le gusta tener una impresión de alguien y descubrir que realmente no era así. Comportarse con total naturalidad nos hará sentir más cómodos y más sinceros con nosotros mismos y la empresa. En resumen, nos ahorramos una buena cantidad de nervios e incomodidad.

8. No hables mal de nadie

Seguro que todos tenemos malas experiencias en el mundo laboral. Seguro que alguien ha provocado que esto fuera así. Pero, aunque te lo pongan en bandeja, ni se te ocurra hablar mal de tu antigua empresa o de un antiguo compañero o compañera. El entrevistador podría llegar a plantearse no seleccionarte. Teniendo en cuenta que hablas mal de tu antigua empresa, ¿qué nos lleva a pensar que no podrías hablar mal de tu próximo empleo?

9. Lenguaje positivo y claro

Ten en cuenta con quien te vas a entrevistar. ¿Es alguien del departamento de recursos humanos? ¿Es un ingeniero? Según quien tengas delante de ti tendrás que usar un lenguaje más o menos técnico. Igualmente, dentro de todos los casos, siempre causarás mejores sensaciones si utilizas un lenguaje de forma positiva. Eso significa prescindir del “pero”, “es que”, “no”, “nunca”, etc.

imagen 4

10. Confía en ti mismo

Sabes quién eres. Sabes lo que quieres. ¡Así que confía en ti! No hay nada más importante que estar seguro de uno mismo para actuar con total fluidez y seguridad. Ya has analizado tu currículum, la empresa, el puesto de trabajo, las preguntas y respuestas que vas a hacer. ¡Lo tienes todo para estar super seguro!

11. Escucha y mira

No todo es hablar durante la entrevista. Escucha atentamente a lo que el entrevistador te cuenta y míralo a los ojos para transmitirle confianza y seguridad.

12. Agradece la oportunidad

Después de la entrevista, agradece la oportunidad que te han dado. Puedes hacerlo por email, mostrando también que te sigue interesando el puesto y que quedas a la espera de poder seguir en contacto con ellos.

 

Aina Valls

Epos Spain RRHH

https://www.epos-ett.com/

 

_______________________________________

Consejos para pasar la entrevista telefónica con éxito

No estamos muy familiarizados con las entrevistas telefónicas. Pero, si te preparas correctamente, esta etapa puede ser crucial para dar una buena primera impresión y crear una relación inicial con tu entrevistador. Además, te ofrece la oportunidad de diferenciarte de los otros candidatos. Aquí tienes algunos consejos para hacer una entrevista telefónica perfecta.

Antes de la entrevista telefónica

Prepárate como si fuera una entrevista cara a cara

No hace falta que planches tu mejor camisa para la ocasión, pero debes destinar un tiempo para preparar la entrevista telefónica:

• Confirma con tu entrevistador la duración de la entrevista, y organízate para tener esa hora libre y no ir mal de tiempo. 
• Antes de todo, investiga a tu entrevistador y a tu futuro manager.
• Lee la descripción del puesto e identifica cuáles de tus habilidades pueden encajar. 
• Practica las respuestas a las preguntas más típicas
• Prepárate alguna pregunta para preguntarle al entrevistador al final de la entrevista.

Algunos candidatos se toman las entrevistas telefónicas como un chat informal y no se la preparan. Estos candidatos difícilmente pasan a la siguiente fase del proceso de selección.

Perfecciona tus habilidades comunicativas

Trata de mejorar tu comunicación antes de la entrevista telefónica. El entrevistador no va a poder observar lenguaje corporal ni tu expresión a través del teléfono. Solo podrán basarse en tu voz y lo que dices, así que evita los malos hábitos y la mala pronunciación.

Practica con un amigo y grábate con tu teléfono. Te ayudará a detectar si hablas demasiado rápido, si interrumpes, balbuceas, te tapas la boca o si repites muchas veces palabras como “mm”, “pues” o “etc.”

 

El día de la entrevista telefónica

Prepárate

Sobre todo si la entrevista es a primer mañana intenta no tener una voz ronca. Haz ejercicios bucales, trabalenguas y bebe mucha agua.

Ten una actitud positiva

Haz ejercicios de respiración antes de la entrevista para calmar tus nervios y haz una charla motivacional recordándote todo lo que puedes ofrecer. También recomendamos analizar todos los aspectos positivos de la oferta de trabajo. De este modo, tendrás en mente el objetivo principal de la entrevista y tendrás la motivación suficiente para dar lo mejor de ti.

Organízate

Comprueba que tu teléfono tiene señal, batería, que conoces el nombre del entrevistador y su número telefónico. Asegúrate de quién tiene que llamar a quién y a qué hora exacta. Estate preparado 15 minutos antes de la entrevista, asegurándote de que estás en un sitio adecuado para hablar tranquilamente. Si estás en el trabajo, sal de la oficina y si estás en tu casa, apaga la televisión y no dejes que nadie en casa pueda interrumpirte durante la entrevista. Apaga también cualquier otro dispositivo que pueda sonar e interrumpirte.

 

Durante la entrevista telefónica

Contesta la llamada de forma profesional

Coge el teléfono a los dos o tres segundos y contesta de forma profesional. Mantén un tono profesional durante toda la entrevista.

Ten toda la información necesaria a mano

Ten tu CV, una lista de tus habilidades clave, tus logros y algún dato clave de la empresa delante por si te quedas en blanco. Recuerda que no debes leer la lista palabra por palabra y no dejes que se escuchen ruidos del papel para ser más profesional.

Ajusta tu lenguaje corporal

Aunque el entrevistador no pueda verte, mantener una correcta posturadurante la entrevista telefónica puede marcar la diferencia con tu tono de voz y tu comprensión. Estar sentado correctamente o de pie cuando respondas las preguntas mejorará tu tono de voz. Sonreír y gesticular te ayudará a comunicar de forma positiva.

Habla a un ritmo adecuado

Es más difícil que te entiendan si hablas muy rápido, especialmente si estás nervioso. Si notas que te está pasando, para y respira hondo. También recomendamos que te levantes y andes, ya que puede ayudarte a controlar tu ritmo de habla y sentirte más cómodo.

Recuerda las maneras

El hecho de que tu entrevistador no te vea, no quiere decir que puedas descuidar las formas. Evita hacer cualquier cosa que no harías en una entrevista cara a cara, como comer, mascar chicle, distraerte con las redes sociales o hablar con tus amigos. El entrevistador puede notar que estás distraído y no es conveniente.

Interrumpir mucho a las personas es una falta de respeto y es fácil que ocurra en una entrevista telefónica ya que, al no tener contacto visual, es más difícil predecir cuando alguien ha acabado de hablar o no. Para evitar interrumpir al entrevistador espera un par de segundos cuando creas que ha terminado para asegurarte, antes de empezar a responder.

Termina la entrevista como si estuvierais cara a cara

Recuerda darle las gracias al entrevistador por dedicarte su tiempo y haber compartido más información sobre la oferta y la empresa en general. Expresa tu interés por la posición e infórmate sobre la próxima fase si el entrevistador no te ha mencionado nada.

No te confíes: que se trate de una entrevista telefónica no significa que puedas terminar mal la llamada y dejar al entrevistador con una mala impresión.

 

Después de la entrevista telefónica

Después de la entrevista, si sigues interesado en la posición, es recomendable que hagas un seguimiento como si fuera una entrevista cara a cara. Llama a tu consultor seguidamente para darle feedback y las gracias al entrevistador a través de tu consultor, reiterando tu interés por la oferta. Recuerda prestarle atención al teléfono en los días siguientes.

Espero que ahora estés más preparado. La clave es tomarte la entrevista telefónica como una entrevista cara a cara.

 

Alex Shteingardt

Managing Director, Hays Russia

_______________________________________

Vídeo-entrevista: una oportunidad para darte a conocer

¿Es la primera vez que te enfrentas a una entrevista online? A continuación, vamos a resolver las dudas más habituales que pueden surgir sobre esta nueva herramienta  y sus ventajas.

La vídeo entrevista o entrevista online/digital es un nuevo formato de entrevista que utilizan los departamentos de Recursos Humanos normalmente en una primera fase de preselección de candidaturas.

La principal característica de esta entrevista es que, como bien indica su nombre, se hace a través de vídeo y utilizando el entorno online, lo que permite una deslocalización del reclutador y del candidato sin necesidad de que coincidan en el mismo espacio.

Otra de las principales bondades de esta nueva herramienta es que ofrece al especialista en Talento la posibilidad de evaluar otros aspectos más allá del conocimiento o la aptitud, que suelen reflejarse con la información propia que se incluye en un currículum estático (formación, experiencia profesional). Con la vídeo entrevista, el entrevistador puede evaluar la actitud, la motivación, y otras competencias del candidato. Es ahí donde realmente adquiere significado la utilización de herramientas tecnológicas que faciliten el proceso.Pero no solo el reclutador se beneficia del uso de este nuevo formato.

Como candidato… ¿cuáles son las ventajas de la vídeo entrevista?

  •     
  • Darte a conocer más allá de tu currículum de una manera sencilla. ¿Cuántas veces hemos pensado eso de “si me conocieran seguro que me contratarían”? Por tanto, incrementa las posibilidades de éxito en la búsqueda de empleo.
  •     
  • No tendrás que invertir tiempo y dinero en desplazarte a la empresa para una primera entrevista.
  •     
  • Ahorrarás esfuerzo personal en la fase de preselección de candidaturas. Esta herramienta te evitará tener que reorganizar tu agenda personal y/o tener que pedir permiso o tomar días de vacaciones en el caso de estar trabajando.

Aun con todas las ventajas que aporta, es posible que surjan algunas reticencias a la hora de decidir participar en un proceso de selección que incorpora esta tecnología. Las más comunes suelen ser:

 

  1.     
  2.     

    “No sé cómo acceder”

        

Desde el momento de la invitación a realizar la entrevista recibirás instrucciones precisas para facilitarte el acceso. Además, las plataformas son siempre responsive y permiten visualizar correctamente y contestar a la vídeo entrevista desde cualquier dispositivo: móvil Android o Iphone, tablet,  portátil o PC. Recuerda que se trata de un sistema basado en vídeo y audio por lo que el dispositivo elegido deberá disponer de micrófono y cámara.

 

  1.     
  2.     

    “Me pongo nervioso con el vídeo”

        

Un profesional de la selección es consciente de cómo puede impactar personalmente este tipo de tecnologías en el desarrollo de una entrevista y, por tanto, no es un factor determinante o que influya negativamente en la evaluación de la candidatura. Los nervios también son comunes en las entrevistas presenciales.

 

  1.     
  2.     

    “No quiero hablar con un robot”

        

La herramienta es un recurso tecnológico, sin embargo, la evaluación es realizada por personas. Detrás de la herramienta existe un equipo humano con el que podrás contactar y que te informara sobre el resultado y pasos siguientes.

 

  1.     
  2.     

    “Qué pasará con mi vídeo entrevista”

        

Atendiendo al Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, el candidato podrá solicitar en cualquier momento la supresión de sus datos personales del sistema, incluyendo las grabaciones de las entrevistas por vídeo. En el caso de no ejercer este derecho, el período máximo de conservación de los vídeos es de 1 año.

 

Esperamos que toda esta información te haya resultado útil y que en el caso de que decidas realizar una vídeo entrevista, disfrutes de la experiencia. Recuerda que es una oportunidad para darte a conocer: ¡Sé tú mism@!

 

Quirónprevención

https://www.quironprevencion.com/es

_______________________________________

Etiquetas